BUCEO EN CUEVAS

El buceo en cuevas añade dificultad y mayores riesgos a este deporte, si bien es una experiencia única que cualquier buceador debe probar.

Para ello, hemos de conocer cuáles son los peligros añadidos y saber actuar ante ellos. Al bucear en cuevas estamos en un espacio cubierto, lo que dificulta la ascensión pero también supone la escasez de luz lo que nos lleva a la necesidad de portar con nosotros una fuente de iluminación; además deberemos guiarnos a través de un hilo conductor, conocer técnicas diferentes a las del buceo en mar abierto...

Evidentemente aquí hablamos únicamente del buceo en pequeñas cuevas o saledizos, ya que la entrada en cuevas subterráneas va más allá del buceo deportivo.

A continuación exponemos algunas normas de seguridad y consejos que deberemos tener en cuenta antes de introducirnos en una gruta:

Por últímo, es recomendable realizar cursos especiales antes de practicar el buceo en cuevas, y exigir que los guías estén perfectamente capacitados.

 

BUCEO EN PECIOS

El buceo en pecios es una de las experiencias más emocionantes que pueden sentirse debajo del agua. Tiene un fuerte componente emocional, ya que acuden a nuestra mente imágenes de tesoros escondidos, misterios, escenas antigüas.... A lo que se suma el hecho de que en estos lugares la fauna marina es mucho más abundante.

Pero por muy grande que sea el ansia por investigar cada uno de los recovecos del pecio, existen unas normas de seguridad especiales (que se suman a las ya conocidas de planificar perfectamente la inmersión y nunca bucear solos), que no podemos pasar de largo:

Por último, nunca deberemos subir ningún objeto a la superficie, ya que está penado por la ley. Los pecios más antiguos, que tiene carácter histórico, artístico o arqueológico, se consideran "Bienes culturales marítimos", por lo que están protegidos, mientras que los más nuevos suelen pertenecer a compañías privadas por lo que estaríamos atentando contra la propiedad privada. Pero no sólo eso, cualquier cosa que subamos a la superficie mermará el interés del pecio para los buceadores que vengan después de nosotros.

 

BUCEO NOCTURNO

La realización de inmersiones nocturnas es algo casi obligado para cualquier buceador (casi todos los cursos ya lo contemplan). Poder apreciar l espacio submarino en la oscuridad es un espectáculo único: algunos de los peces que durante el día están despiertos y en actividad, por la noche duermen, permitiéndonos que los observemos de una forma mucho más relajada; además la variedad que se nos presenta ante un foco de luz es sorprendente.

Evidentemente lo más importante en el buceo submarino es contar con luz, cada buceador deberá llevar su propio foco (en el que deberá primar su larga vida sobre la potencia) siendo conveniente que dentro del grupo todas las luces sean de una potencia similar con el fin de que una luz no desbanque a otra, con lo cual no podríamos localizar al compañero.

Algunas recomendaciones de seguridad en nuestras salidas nocturnas son las siguientes:

 

BUCEO EN CORRIENTES

El buceo en corrientes marinas nos permite aprovechar el movimiento del agua para nuestros desplazamientos, por lo que podremos recorrer grandes distancias sin necesidad de utilizar las aletas.

El requisito fundamental para la práctica de este tipo de buceo es el de contar con una embarcación adecuada que sea capaz de ir siguiendo a los buceadores en sus movimientos (para lo cual un miembro del grupo deberá llevar un dispositivo de seguimiento, esto es, una boya).

El submarinismo en corrientes sólo es recomendable si la velocidad no llega a superar lo 0,8 metros por segundo, velocidad a la que el submarinista puede mantenerse en contra de corriente si fuera necesario, a pesar de que deberá realizar un gran esfuerzo y en consecuencia perderá aire (a lo que deberemos prestar mucha atención por el riesgo de consumirlo totalmente).

Otro de los puntos a tener en cuenta es que el grupo deberá mantenerse unido en todo momento, ya que en caso contrario los buceadores pueden perder contacto entre sí rápidamente.

Antes de realizar la inmersión deberemos conocer perfectamente la fuerza y dirección de la corriente.

 

BUCEO EN RÍOS

El buceo en ríos suele practicarse únicamente en apnea, donde el buceador se deja llevar tranquilamente por la corriente.

Es un tipo de buceo muy similar al buceo en corrientes y casi podemos aplicar las mismas reglas. La más importante a tener presente en todo momento es que nunca deberemos ir contra corriente, ya que eso supondría un fuerte esfuerzo y por tanto una disminución de aire.

 

BUCEO BAJO HIELO

Se trata de uno de los campos más extremos de este deporte ya que el intenso frío y la capa de hielo sobre nuestras cabezas puede suponer una carga extrema no sólo a nivel físico sino también psicológico.

Los requisitos más importantes para la práctica de este tipo de deporte es el material especial que se precisa para protegerse del frío:

Además de todo esto, el punto fundamental a tener en cuenta en las inmersiones bajo hielo es el de la correcta utilización de una cuerda de seguridad, que puede preservarnos la vida en el sentido más estricto de la expresión.

 

Notas de Buceo

 Contacto con Mar del Plata Diver's

 Teléfono:  (0223) 474-6215  
 Fax:  (0223) 474-6215 Skype:   jose.maria.giuria
 Celular:  (0223) 156.80-8660 Mail:   info@buceomardelplata.com.ar
 MSN:   josygiuria@hotmail.com Web:  www.buceomardelplata.com.ar
Facebook:  Mar del Plata Diver's Celular en Brasil: 0055 47 9601 3389

Twitter:  @buceomdp

Blackberry Messenger: PIN 231E2AD2